mujer comiendo sola en restaurante

10 Tips para Disfrutar de Comer a Solas como Viajero Solitario

Viajar en solitario puede ser una de las experiencias de viaje más satisfactorias y auto-indulgentes: Puede saltarse los lugares que no quiere ver y perder el tiempo con los que sí, reforzar la sensación de independencia y comer todo lo que quiera.

Pero esto último – la idea de comer solo en una mesa, con un número de espectadores que se preguntan por qué no tiene un acompañante – puede hacer que algunos viajeros en solitario se sientan mal.

 

Desde el principio de los tiempos, las comidas han sido estructuradas socialmente para ser compartidas con otra persona – y aún mejor porque se puede probar más de un plato a la vez.

 

Es más desalentador cuando se ve a otras personas comiendo juntas, compartiendo risas y pareciendo que se lo están pasando mejor que nunca, mientras que a usted no le queda más remedio que comer solo. Además de sentir que se pierden algo, los viajeros solitarios también pueden sentirse juzgados por los demás. La gente asume incorrectamente que nadie estaría nunca solo, viajaría solo, o comería solo por elección – y por defecto sienten lástima por esa persona.

Pero comer solo no tiene por qué ser una experiencia triste. Aquí, los expertos ofrecen consejos sobre cómo acoger – e incluso disfrutar – de comer solo.

1. Trate de no Pensar Demasiado

La ansiedad que rodea la idea de comer solo comienza mucho antes de poner un pie en un restaurante. Es la vocecita en su cabeza que le dice que todo el mundo le mirará en cuanto llegue. Sabrán que esta solo y le juzgarán por no tener a alguien con quien cenar como si eso fuera vergonzoso.

Antes de salir para su próximo viaje, aprenda a desterrar el pensamiento negativo. La verdad es que cuando uno sale a comer solo, todo el mundo está demasiado envuelto en su propia experiencia para prestarle atención. Si para de pensar en exceso, se sentirá libre de cenar en cualquier restaurante que elija. Comience por reconocer los pensamientos negativos cuando surgen y permítase dejarlos ir.

foto de restaurante lujoso2. Vaya a los Restaurantes más Elegantes

Cuando las personas cenan juntas, hay algunos factores diferentes a tener en cuenta. No todos tendrán el mismo gusto en la comida, y no todos tendrán el mismo presupuesto. Eso reduce muchas opciones de restaurantes, pero cuando se viaja solo, no hay que preocuparse por nada de eso.

Investigue algunos de los restaurantes más elegantes de la zona. Evite las cadenas de restaurantes para tener una experiencia local que no pueda replicar en ningún otro lugar. Ahorre algo de dinero extra para ir a cenar a lo grande, ya que puede comer donde quiera.

3. Vaya Informal para su Primera Comida en Solitario

Si quiere comer solo, empiece con el desayuno o el almuerzo en un restaurante o café casual, en lugar de cenar en un restaurante de lujo. Parecerá menos serio y menos difícil si sólo toma un bocado casual a la luz del día.

También podría aliviar sus nervios evitando los restaurantes que irradian romance, con lugares poco iluminados o con velas, y muchas parejas cenando juntas. Elija en su lugar un lugar donde los comensales sean diversos y el ambiente sea informal, porque puede que le resulte más fácil mezclarse y disfrutar sin sentirse fuera de lugar.

4. Seleccione un Asiento en el Bar o en una Mesa Comunal

Busque restaurantes con amplios asientos en el bar para disfrutar de un delicioso coctel. Instalado acá, puede cohincidir con otros viajeros solitarios o con aquellos que buscan conversación. Al hacer esto, puede hacer amistad con el barman y con la gente que pide bebidas a su alrededor. Esas conversaciones casuales a veces llevan a amistades duraderas.

5. Trate de Mantenerse en el Presente

Hay grandes ventajas en comer solo: Cuando se está solo, se tiene la capacidad de estar mucho menos distraído, más concentrado, más observador. Y puede apoyarse en esas ventajas tomando decisiones que le permitan disfrutar del momento. Siéntese en algún lugar que mire a la calle o a la puerta para poder observar, si es posible.

Haga un esfuerzo para notar la atmósfera del lugar: qué sonidos oye y qué olores se abren camino. Y coma despacio, disfrute y aprecie cada bocado.

6. También Puede Traer una Distracción

Si no puede soportar la idea de estar presente en el momento, entonces asegúrese de traer una distracción mientras cena. Pruebe diferentes formas de ocuparse mientras disfruta de su comida, como traer ese libro que ha estado tratando de encontrar tiempo para terminar o añadir más notas a su diario.

hombre comiendo hamburguesa

7. Evite las Horas Pico

Los restaurantes de alta gama o los favoritos de la zona suelen atraer a las multitudes en las horas pico. Investigue con anticipación para evitar las horas pico y mejorar su experiencia. Planifique sus actividades vacacionales en torno a las horas en que la gente suele almorzar y cenar, y luego cene antes o después de esas horas.

Planificar cuándo comer ayudará a sus vacaciones de dos maneras. Primero, usted cenará en restaurantes menos concurridos, lo que significa menos personas de las que preocuparse y potencialmente un mejor servicio. Segundo, vagará por los lugares turísticos a horas más tranquilas, lo que significa que puede dejar atrás las largas colas. Si piensa que puede hacer que este consejo funcione, pruébelo en sus próximas vacaciones.

8. Llame con Anticipación

Cuando llega a un restaurante concurrido, a menudo se encuentra con un localizador y una sala de espera. Evite esto llamando con antelación para hacer una reserva.

Si no puede encontrar un lugar que permita hacer reservas, intente encontrar un restaurante si lo haga y espere en el bar antes de que le llamen para comer.

9. Mantenga su Perspectiva

Cuando sus nervios de cena en solitario saquen lo mejor de usted – o vea ojos errantes mirándole – recuerde: Esta es una comida de las decenas de miles que comerá en su vida. Es un restaurante, un día de su vida.

 

Si viaja, es probable que nunca vuelva a ver a ninguno de los camareros o compañeros de cena. ¿Qué tiene que perder al ir por él y abrazarlo?

 

Recuerde lo poco que hay en juego. En el peor de los casos, se sentirá incómodo. En el mejor de los casos, lo pasará de maravilla, se sentirá poderoso, y tal vez hasta inspirará a alguien que se encuentre observandolo para intentar cenar él solo algún día.

 

10. Y Recuerde, la Práctica Hace la Perfección

Estar cómodo comiendo solo no es un rasgo arraigado con el que se nace o no. Es una habilidad que se puede desarrollar, como aprender un idioma o tocar el piano. Y como esas otras habilidades, el proceso de perfeccionarla es el mismo: Si continúa practicando, eventualmente verá progresos. Empiece con un desayuno en un café informal y siga subiendo. No se rinda después de una vez que se haya sentido incómodo o no. Inténtelo de nuevo. Aprenda de sus errores. Si un tipo de restaurante o lugar para sentarse le parece mejor que otro, guarde ese conocimiento para la próxima vez. Sea paciente consigo mismo, y recuerde que mejorará en esto.

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top