impacto ambiental del aceite de palma

¿Es Realmente el Aceite de Palma Sostenible?

¿Puede el aceite de palma ser realmente ser sostenible alguna vez? ¿Y qué pasa cuando lo boicoteamos por completo? Aquí encontramos una inmersión profunda en cómo afecta a nuestro ambiente, los requisitos, beneficios y lagunas de la certificación, para ayudarle a tomar una decisión informada.

La producción de aceite de palma es una de las mayores causas de deforestación en todo el mundo, amenazando la vida de especies que habitan en las selvas tropicales como los orangutanes, los rinocerontes y los elefantes pigmeos. Si has visto One Planet, recordará que Borneo ha despejado el 50% de su selva para dar paso a los cultivos del aceite, un efecto devastador. 3,5 millones de hectáreas de bosques indonesios y malayos han sido destruidos para dar paso al aceite de palma en los últimos 20 años. El aceite vegetal se utiliza en casi todo, desde productos de belleza hasta alimentos procesados y productos de limpieza.

El año pasado, durante la enorme campaña de Islandia contra el aceite de palma, cuando comenzamos a aprender más sobre la devastación de esto, comprobamos que todas las etiquetas contenían este ingrediente. Sorpresa, sorpresa, había mucho aceite de palma por todas partes. Se de gente que come cereales (yo soy más bien una chica de frutas), pero vi que el cereal de Kellogs que comían contenía prominentemente aceite de palma.

Que dicen las empresas acerca de esto … ¿Su respuesta? “Usamos aceite de palma de origen sostenible”. Al comienzo uno se la cree, pero poco después empezamos a preguntarnos, ¿qué es realmente el aceite de palma sostenible? Nos pusimos a investigar e intentar reunir toda la información que se podía.

Resulta que hay una norma general mundial – la RSPO (La Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible) – compuesta por 8 principios que los productores pueden comprometerse a retener para hacer aceite de palma sostenible. Una empresa debe tener una cadena de suministro totalmente transparente, no debe talar ningún bosque primario (sólo activo desde 2018), sino cultivar sus plantaciones de forma responsable. También deben comprobar la cantidad de gases de efecto invernadero que emiten y como esto afecta al aire que respiramos. Ademas de tratar a los trabajadores de manera justa y apoyar a los pequeños agricultores que dependen en gran medida de la industria para salir de la pobreza. Y por supuesto, deben comprometerse a proteger la vida silvestre nativa. Todo esto está regulado por auditores externos que inspeccionan cada plantación para asegurarse de que cumplen con el estricto conjunto de criterios, sobre los que puede leer más aquí. Cada cinco años la mesa redonda se reúne para revisar los estándares.

Porqué es tan atractiva la Industria del Aceite de Palma

efectos del aceite de palmaLa industria del aceite de palma está valorada en 62.000 millones de dólares en 2016, produciendo 70 millones de toneladas de aceite de palma cada año, de las cuales, hasta ahora, el 20% ha sido certificado con el estándar de la RSPO. Sin embargo, algunos estudios parecen mostrar que las tendencias de pérdida de bosques no están disminuyendo. Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Purdue, las grandes empresas están utilizando algunos trucos y lagunas para seguir produciendo grandes cantidades de aceite de palma, como la tala de un bosque tropical de edad madura para obtener papel y pulpa y luego iniciar una plantación de aceite de palma no certificada antes de transformarla en una certificada.

La RSPO, establecida recién en 2004, ha recibido muchas críticas de organizaciones ambientales. La cuestión principal aquí es que numéricamente, la RSPO está dominada por la propia industria, con sólo 6,7% de miembros que provienen de grupos de conservación o desarrollo social. Reestructurar la RSPO para que las organizaciones y expertos ambientales tengan más poder de decisión, podría ser muy valioso aquí para combatir los prejuicios de la industria que actualmente dominan la Mesa Redonda.

Sin embargo, el mayor punto de preocupación es que la RSPO sólo prohibió la destrucción de los bosques en noviembre de 2018, y las organizaciones se preguntan si esta prohibición ya se ha aplicado, ya que la pérdida de bosques sigue creciendo y los incendios forestales siguen causando estragos en países asiáticos como Indonesia. El WWF, que ha estado trabajando en el certificado de la RSPO y en la mesa redonda por sí mismo, dice que “la RSPO por sí sola no detendrá la deforestación”, y que es necesario tomar medidas adicionales como la protección de las zonas de vida silvestre, la planificación del uso de la tierra que proteja los bosques, la acción gubernamental y legal a nivel mundial para regular e incluso prohibir la conversión de nuevas tierras.

El programa de las Naciones Unidas para la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques, REDD+, tiene el potencial de proporcionar la milla adicional de restricciones y reglamentos. Los gobiernos y las instituciones han tenido dificultades para detener la pérdida de los bosques debido a la apremiante economía, sin embargo, los ingresos de los créditos de REDD+ en los bosques preservados podrían “comprar” las actividades de deforestación. Además, será aún más importante “integrar la REDD+ en los planes nacionales de desarrollo que permitan un crecimiento económico sólido a partir de actividades que dejen huellas de carbono más pequeñas”.

aceite de palma cambio climatico

Un Interesante Descubrimiento

Los científicos también han descubierto que el aceite de palma de las plantaciones certificadas por la RSPO a menudo se mezcla con aceite de palma producido de manera insostenible, lo que interrumpe la cadena de custodia y, por lo tanto, disminuye la posibilidad de cualquier transparencia en la producción. Es de esperar que se trate de reglamentos legislativos que veremos ocurrir a nivel mundial, ya sea por la propia RSPO, el REDD+ de las Naciones Unidas, o incluso potencialmente por las organizaciones de alimentos en un futuro próximo.

Sin embargo, la investigación muestra que boicotear el aceite de palma no parece ser necesariamente la mejor solución. En Indonesia un esquema “obliga a los productores a gran escala de productos básicos como el aceite de palma a comprar un cierto 93 por ciento de su producción a los pequeños agricultores cercanos”. Los países de bajos ingresos dependen en gran medida de la industria para su PIB y, lo que es más importante, también lo hacen los pequeños agricultores. Boicotear totalmente el comercio de este aceite significaría catapultarlos de nuevo a la pobreza.

No es ningún secreto que la producción de aceite de palma debe reducirse drásticamente, debido a sus efectos sobre el cambio climático y la biodiversidad de estos ecosistemas de selva tropical increíblemente ricos. Sin embargo, también tenemos que considerar que otros aceites como la colza, la soja o el girasol, que podrían sustituir a la palma en la alimentación y la cosmética, suelen ocupar mucha más tierra y recursos en la producción y, por lo tanto, pueden empeorar el problema o simplemente desplazarlo. Un informe de la UICN afirma que el aceite de palma produce el 35% del aceite vegetal del mundo en menos del 10% de las tierras destinadas a los cultivos oleaginosos. Se dice que “la mitad de la población mundial utiliza este aceite en la alimentación, y si lo prohibimos o boicoteamos, es probable que otros aceites con más tierras ocupen su lugar”.

Lo que se necesita es romper el vínculo entre el aceite y la deforestación mediante la colaboración entre los gobiernos, los productores y la cadena de suministro bajo estrictas regulaciones y leyes mundiales.

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top